5 características de la computación en la nube

Este es el primero de una serie de artículos sobre computación en la nube en la que cubriremos los aspectos básicos de esta.  En este artículo cubriremos las características de la computación nube y como se diferencia de la computación tradicional

Antes de nada, aclaremos en que consiste todo esto de computación en la nube o simplemente “la nube”. Según la Wikipedia, la nube es el paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de una red, que usualmente es Internet.

Aunque la definición es simple, no creo que abarque realmente lo que realmente es la nube y puede llevar a caer en confusiones.  No nos equivoquemos, el hecho de que un proveedor de hosting te ofrezca máquinas virtuales no significa que te ofrezca servicios en la nube.  Ni una consultora IT que administra tu infraestructura en sus propios centros de datos tampoco lo es.

Para entender mejor lo que es la nube, veamos la definición de la NIST (Instituto Nacional de Estándares de Estados Unidos), específicamente en su estándar  NIST SP 800-145, The NIST Definition of Cloud Computing:

La computación en la nube es un modelo que permite acceder a la red de forma ubicua, conveniente y bajo demanda a un grupo compartido de recursos informáticos configurables (por ejemplo, redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios).  Estos recursos se pueden aprovisionar y liberar con un mínimo esfuerzo de gestión y sin interacción con el proveedor. Este modelo de nube se compone de cinco características esenciales, tres modelos de servicio y cuatro modelos de implementación.

En este artículo nos enfocaremos con las 5 características

Características de la computación en la nube

Auto servicio bajo demanda

Se refiere a la capacidad que tienen los clientes de aprovisionar los recursos que necesite, como por ejemplo, un VPS según se necesite (bajo demanda), de forma automática y sin requerir interacción humana con los proveedores de servicios.

Esto quiere decir, que los usuarios de la nube disponen de interfaces para poder aprovisionar recursos, por ejemplo, en el caso de AWS se dispone de:

No siempre es necesario que el cliente aprovisione los recursos de forma explicita.  A veces ese aprovisionamiento puede ser parte del propio servicio.  Un ejemplo de esto es AWS Lambda, este servicio permite al cliente ejecutar código sin necesidad de pensar en servidores, es decir, el aprovisionamiento de los recursos es automático según la demanda.

Amplio acceso a la red

Con esto se quiere decir que los servicios de la nube están disponible en la red (Internet) y accesible desde prácticamente cualquier tipo de dispositivo (desktop, tablet, teléfomo móvil, etc.), a través de protocolos estándar (HTTP/HTTPS, REST, TCP/IP, UDP, etc.)

El principal beneficio es que se puede disponer de los servicios en cualquier momento y en cualquier lugar.  Como contrapartida, se requiere una conexión a Internet.

Elasticidad rápida

Se refiere a la capacidad de poder aprovisionar rápidamente recursos de forma elástica. Esto quiere decir que se puede escalar hacia arriba o hacia abajo (reservando más recursos o liberándolos) de forma automática y bajo demanda.   A diferencia de la primera característica, esta capacidad de escalamiento es rápida, pudiendo ser:

  • En tiempo real (o cercano a tiempo real) como sucede en servicios como AWS Lambda
  • No de forma automática, pero lo suficientemente rápido para satisfacer las necesidades de los usuarios, como podría ser aprovisionar una instancia EC2 (máquinas virtuales)

Para los clientes, las capacidad de reserva pueden parecer ilimitadas y pueden disponer de ellas en cualquier momento.

Es importante aclarar que cuando hablamos de escalamiento, hablamos en general de escalamiento horizontal.

Pool de recursos

En la computación en la nube existe una sensación independencia de la ubicación. No hay control de la ubicación exacta de los recursos.

Los recursos informáticos se agrupan para servir a múltiples clientes usando un modelo multi-tenant, es decir, que un mismo recurso puede servir a múltiples clientes, separando la información sensible de cada uno y que solo sean accesibles por ellos.

En la computación en la nube los recursos físicos y virtuales son dinámicamente asignados y reasignados de acuerdo con la demanda del cliente.  Puede existir una sensación de independencia de ubicación en el sentido de que los clientes no tienen el control o conocimiento (generalmente) sobre la ubicación exacta de los recursos proporcionados, pero puede ser capaz de especificar la ubicación de un lugar.

El ejemplo clásico de esto es la división de los centros de datos de AWS en regiones y zonas de disponibilidad.  No sabemos con certeza donde tiene AWS los centros de datos. Al utilizar un servicio especificamos (generalmente) la región y en algunas ocasiones la zona o zonas de disponibilidad.

Hay otros ejemplos en AWS donde solo tienes que seleccionar la región (S3 es un ejemplo de ello).  S3 te garantiza la disponibilidad y durabilidad de servicio, por lo que cada archivo que subas estará replicado en varios servidores en por lo menos 2 zonas de disponibilidad.


Servicio medido

La computación en la nube permite medir el uso de los recursos

La computación en la nube permite medir el uso de los recursos y así pagar sólo por lo que usas

Finalmente, los sistemas en la nube utilizan mecanismos de medición del uso de los recursos (en algún nivel de abstracción, como uso de red, almacenamiento, procesamiento, etc.).  Estos mecanismos de medición permiten aprovechar y optimizar automáticamente el uso  los recursos.  Por otra parte, esto le permite al cliente poder controlar el uso de los recursos utilizados.

De esta manera el proveedor le proporciona al cliente una total transparencia sobre el servicio ofrecido.  De aquí, es que se obtiene una de las grandes ventajas de la nube que no es otro que pagar por lo que se usa.

Ahora que ya conocemos las características del Cloud Computing, pasemos a entender ahora los modelos de servicios que se ofrecen en la nube.  Mejor conocidos como IaaS, PaaS y SaaS.

 

 

 

 

 

Facebook Comments